sábado, 17 de diciembre de 2016

Leyendo a Sabina

En esta ocasión Sabina no es una persona sino un árbol. Este encargo personalizado está realizado con mucho amor para el padre de una gran amiga. Apoyado en su árbol favorito e inspirandome en la aldea donde le gusta retirarse a meditar, eso sí, le ha salido un pajarillo cantor...que le estará contando?... Gracias por el apoyo siempre es un gusto ilustrar para vosotros. Abrazos de acuarela.
Técnica mixta sobre papel de acuarela. Tamaño A4.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada